Nos levantamos a las 8.15, esta noche también ha llovido bastante, recogemos maletas y a desayunar. Como ayer, todo buenísimo. Hoy el comentario ha sido el partido de España. Pagamos, hacemos unas fotos a la casa y al entorno, y nos ponemos en camino de nuevo buscando la Alpenstrasse. Parece que el tiempo va a mejorar.

Cogemos carretera a Aschau, intentamos una visita al castillo Hohenaschau, pero coincidimos con un señor antipático que nos dice que arriba no se puede aparcar y desmotiva bastante la visita. Salimos, hacemos unas fotos y continuamos viaje.

NEUBEUEM

NEUBEUEM

Los paisajes son preciosos, todo lleno de pinos, hayas, montaña y muy verde.

NEUBEUERN

La siguiente parada Neubeuern, un pintoresco pueblo con casas de fachadas pintadas “lúftlmalerei”. Es el primer pueblo donde encontramos este estilo de pintura y decoración en fachada que es muy llamativa y engrandece y mejora enormemente la belleza del edificio. Esta expresión sobre los muros de las casas al sur de Alemania y norte de Austria, en bastantes pueblos. Con un contenido muy intenso la temática está muy relacionada a la cultura de esta región. Sus tamaños, el detalle otorgan un grado de exclusividad, de interés y de admiración únicos en el mundo. A lüftlmalerei mezcla de manera limpia la tipografía barroca con imágenes de la zona o religiosas. Es común ver vacas, cabras y sus pastores en las montañas pintados junto a grandes decoraciones y tipografías. Estas describen el local o la casa en la cual están pintadas. Pueden ser el banco, la carnicería, el hotel, alguna tienda de ropa, etc.

ZONA DE DESCANSO CAMINO A BAYRISCHZELL

ZONA DE DESCANSO CAMINO A BAYRISCHZELL

Ponemos el ticket del parquímetro en el coche, alquilamos una hora y media, pero tardamos poco en verlo. Tras callejear disfrutando de rincones preciosos paseando hasta la zona del castillo, visitar la Mark Platz y la iglesia, volvemos al coche. Fuera de la zona antigua, la próxima a la plaza, las casas son más normales.

Seguimos ruta hacia Oberaudorf, desvío previo hacia Bayrischzell para llegar a Schliersee. Paramos para dar una vuelta por el lago y sentarnos tranquilamente. El pueblo es como los que vamos viendo por este lado de la ruta. En el parking coincidimos con una pareja alemana que vive en Tenerife y charlamos un rato con ellos.

Continuamos hacia Miesbach para llegar a nuestro destino en Tegernsee, ciudad muy conocida situada junto al lago.

LAGO SCHLIERSEE

LAGO SCHLIERSEE

TEGERNSEE

Aparcamos y dando una vuelta buscando la oficina de turismo. Aquí como ya sucediera antes nos hacen la reserva en una Gasthaus. Vamos a la casa que se llama Waldenmaier Gästehaus, que nos cuesta encontrar, la noche son 48 €. Damos con una casa de más de 700 años regentada por una señora que tendrá más o menos la misma experiencia, eso sí, encantadora. Ella nos habla en alemán continuamente y no entendemos nada, sólo sonreímos.

WALDENMAIER GÄSTEHAUS

WALDENMAIER GÄSTEHAUS

Dejamos las maletas y nos acercamos al lago. Cabe recordar que esta localidad fue fundada en el año 746 por monjes benedictinos, los cuales (según la guía) tuvieron una influencia sustancial en la región de Baviera y en su desarrollo. Por esto, ya desde la oficina de turismo en la Plaza del Ayuntamiento, nos indican subir a conocer el edificio de la Abadía de Tegernsee, también nos indican que hay una cervecería de calidad. Esta abadía consiguió el título de Imperial y fue la comunidad benedictina más importante de Baviera. En 1817 los dominios de la Tegernsee fueron adquiridos por la Casa de Wittelsbach, la familia real de Baviera.

ABADÍA DE TEGERNSEE

ABADÍA DE TEGERNSEE

Damos un paseo callejeando por el pueblo. La anécdota la conseguimos escuchando a unos señores cantar, como banda en un pueblo, en el templete, vestidos con el traje típico tirolés. Seguimos con el paseo, disfrutando de un buen día y una buena climatología.

Hoy de cena un sopita y a la cama.

¡Vota este post!